Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Solapas principales

José Germán Zarama de la Espriella

Consejero del SENA, periodista y ejecutivo gremial

Estudios de Derecho (U. de Nariño), con formación en Alta Gerencia en: Universidad Javeriana de Bogotá; programa JUSE (Union of Japanese Scientists and Engineers)-Corporación Calidad, Formación de Facilitadores de CGT; y Management of the 21st Century (San Diego State University, California). Autor de libros de interés histórico (como: 'La Conspiración del Rayo' - http://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-1214715 -; 'Yo puse a bailar al ballet azul' - https://www.amazon.co.uk/YO-PUSE-BAILAR-BALLET-AZUL/dp/B003B0LYKQ). Desde el año 2000 es Consejero Nacional del SENA y miembro, en representación de los gremios directivos SENA, de la Comisión Nacional de Proyectos de Desarrollo Tecnológico y Competitividad. Ha sido columnista de CARTA FINANCIERA (ANIF) y es columnista del diario EL NUEVO DÍA.

José Germán Zarama de la Espriella en la Red Social

La primera guerra global del Siglo XXI

Son muchos los analistas, nacionales e internacionales, que comentan el impacto global creciente de la guerra económica promovida por Donald Trump. Algunos extremistas dirán que es el preludio de la Tercera Guerra Mundial. Difícil afirmarlo. Lo cierto es que el modelo hegemónico ‘trumpiano’ es insostenible, como insostenible fue el sueño megalómano de Hitler.

Columna

1

0

José Germán Zarama de la Espriella en la Red Social

Assange y Mockus o el final de la utopía

Assange, el héroe de Wikileaks y la víctima del establecimiento internacional, no es un ángel y tampoco parece haber dicho todas las verdades. Quizás ocultó muchas verdades que no convenían a Rafael Correa, su protector, ni fue transparente en su relación con Lenin Moreno. Esta paradoja ética sirve para analizar la otra noticia del día: la decisión del Consejo de Estado contra Mockus.

Columna

0

José Germán Zarama de la Espriella en la Red Social

Preocupación nacional ante la contaminación ambiental

La ya no tan inusual contaminación del aire de Medellín, es una advertencia clara para todas las ciudades colombianas. De continuar la tendencia creciente de factores de contaminación registrada, la ciudad será sencillamente invivible. Hoy, a diferencia de ayer, la comunidad muestra su preocupación y opina sobre estos temas , como acaba de ocurrir en Cajamarca (Tolima).  

Columna

369

0

José Germán Zarama de la Espriella en la Red de la Paz

Harvey, Irma, José y el diluvio universal

Coincide la visita del Papa Francisco, de tanto interés para la paz, con mensajes sobre el respeto que debemos a la priviligeada naturaleza de nuestro país. Y el respeto a la ecología, nos recuerda nuestro destino común como especie humana. Si nos solidarizamos, aquí y en todo el mundo, resistiremos la amenaza global de demonios desatados por el irrespeto a 'la creación'.

Columna

623

0

José Germán Zarama de la Espriella en la Red Social

Momentos de incertidumbre en etapa final

Mientras todos forzamos nuestras neuronas tratando de adivinar si el gato de Schrödinger (proceso de paz) está vivo o muerto al abrir la caja de la registraduría, pocos nos preocupamos por la claridad de nuestra conciencia.  Al terminar este cuartil de año podremos entonces reflexionar en lo fundamental: forjar una sociedad incluyente, sin privilegios.

Columna

225

0

José Germán Zarama de la Espriella en la Red de la Paz

Mocoa la otra Colombia que agoniza

La tragedia de Mocoa es un recorderis doloroso de las razones por las cuales nuestra sociedad se expone a una destrucción creciente. Hay causas históricas, políticas, económicas y técnicas, que han llevado a muchos compatriotas a fundar ciudades amenazadas de muerte. Quizás las propuestas de expertos urbanísticos y ambientalistas sean tenidas en cuenta en adelante.  

Columna

229

0

José Germán Zarama de la Espriella en la Red Social

La terrible predicción apocalíptica del profesor Rothman

Daniel Rothman, PhD del Massachusetts Institute of Technology, acaba de advertirnos que los días de la humanidad podrían estar contados. Podría ser. Pero, si no sucumbimos a la paranoia y desempoderamos a ciertos falsos profetas de nacionalismos, petroleros o nucleares, en Caracas, Washington o Pionyang, tendremos mayores oportunidades de supervivencia mundial.

Columna

1128

0