Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Sara Lopera · 18 de Marzo de 2019

265

0

Mañana el uribista Jorge Iván Arias será nombrado director del DPS en Caldas, luego de cuatro meses de la salida de Jorge Orlando García, cuota del exrepresentante de La U y magistrado del CNE, Hernán Penagos.

Arias llega a reemplazar al director encargado Héctor Iván González, veterinario y hermano del exrepresentante Hugo Hernán González, a quien, como contamos, Iván Duque nombró en octubre pasado.

Ficha uribista

El nuevo director de esa entidad, que está a cargo de programas de inversión social para las comunidades más pobres, es uribista desde antes de que existiera el uribismo.

Empezó en la política hace 40 años con el jefe liberal de ese entonces, Luis Guillermo Giraldo, hoy precandidato a la Gobernación por el Centro Democrático.

Estuvo con Álvaro Uribe desde su primera campaña a la Presidencia, en 2002. Luego militó en el Partido de La U, en la cuerda de Penagos, a quien acompañó en su aspiración a la Cámara en 2010, cuando ese partido aún era uribista.

Se mudó a las orillas de la jefe política del uribismo en Caldas, Adriana Gutiérrez, y participó en la fundación del Centro Democrático con el concejal de Manizales, Jorge Alberto Betancurt, de quien es amigo.

En el 2015 ocupó el segundo renglón, detrás de Betancurt, en la lista cerrada al Concejo de ese partido, pero no alcanzó curul. Desde entonces apoya todas las campañas del Partido.

Arias le dijo La Silla que Gutiérrez recomendó su hoja de vida, en una lista de 15 nombres que mandó el directorio departamental al DPS.

Ocho de esos perfiles no cumplieron los requisitos y, de los siete restantes, la suya fue la que tuvo mayor puntaje.

El representante Luis Fernando Gómez ya nos había contado que el Partido había enviado una lista a Presidencia con diferentes recomendados.

Como nos contó un directivo del Centro Democrático en Caldas, que nos pidió no citarlo “porque son temas que hay que tratar con prudencia”, el nombramiento de Arias es el resultado de muchos intentos del Partido de quedarse con el DPS.

“El gobierno de Duque está demasiado exigente con los requisitos para ocupar cargos en las entidades nacionales. El nombramiento de Arias no surge porque se lo estuvieran guardando a él, sino de una larga lista de nombres que enviaron los directivos”, nos explicó.

Arias está en Bogotá presentando los últimos exámenes y, según él, mañana temprano se posesiona.

El nuevo director

Arias es un empresario de la construcción, tecnólogo en obras civiles e ingeniero civil especializado en gerencia de servicios sociales.

Fue el encargado del área de mantenimiento del liquidado Hospital de Caldas entre 1989 y 2000; luego fundó y gerenció Cooservigensa, una cooperativa de trabajadores que tenía a cargo en ese hospital pero que se quebró en 2014 cuando el Hospital General de San Isidro les quedó debiendo casi mil millones.

También fue árbitro de fútbol durante 20 años y presidente del Colegio de Árbitros de Fútbol de Caldas y de la Liga Caldense de Fútbol.

Desde el 2012 se dedicó a su empresa privada de construcción Ascolser, que ha hecho edificios de más de cien apartamentos en Manizales.

Según Arias, hizo parte del directorio departamental del Centro Democrático desde el año pasado, cuando acompañó las elecciones presidenciales y legislativas, organizando eventos y en la logística en los días D.

Renunció a ese cargo el jueves pasado, luego de la visita del senador Álvaro Uribe a Manizales, y a la gerencia y representación legal de su empresa de construcción desde el 15 de marzo.

Eso, según él, para dedicarse de lleno a dirigir el DPS en el departamento, una decisión que demuestra de nuevo que el DPS es una despensa uribista.

Contexto