Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Laura Soto | Adelaida Ávila Cabrera · 06 de Febrero de 2020

2924

2

Anoche Noticias Caracol reveló que ‘El  Paisa’, el excomandante de la Columna Teófilo Forero de las Farc y quien anunció que retomaba las armas con Iván Márquez en agosto de 2018, es el jefe del nuevo grupo de disidencias ‘Alfonso Cano’ en Tumaco.

A la noticia, que ya es grave, se suma otro ingrediente que la podría empeorar: en la misma zona también está operando la disidencia más grande del país, la de Gentil Duarte, y por ahora tienen un enemigo común lo que podría facilitar una alianza a futuro.

El surgimiento del Alfonso Cano

Tumaco es el municipio con más hectáreas de coca del país con 16 mil hectáreas y todo Nariño, especialmente la costa, produce uno de cada 4 kilos de coca del país. Además, desde allí parten las rutas para llevar la droga a Centroamérica y México. Que los dos más importantes disidentes de las Farc estén interesados en el control de Tumaco refleja la importancia de esta zona.  

Sobre la disidencia ‘Alfonso Cano’ había panfletos en la zona desde noviembre del año pasado, pero su incursión militar se dio el 22 de diciembre en el consejo comunitario Río Chagui en zona rural de Tumaco, según señaló la Defensoría en esta Alerta Temprana del mes pasado.  

Panfleto que circuló en noviembre de 2019 en zona rural de Tumaco.

El Alfonso Cano nació como una disidencia de otra disidencia de las Farc presente en Tumaco conocida como el Frente Oliver Sinisterra (FOS) que no se quiso aliar con ´El Paisa´. La FOS era originalmente comandada por el abatido ‘alias Guacho’. 

La Silla Vacía estuvo en la zona la semana pasada y un poblador del consejo comunitario y un combatiente le mencionaron la presencia de una disidencia de Iván Márquez sin mencionar a ´El Paisa´, pero tres fuentes claves dentro del Ejército, Defensoría y una oenegé humanitaria no tenían información del ex negociador de las Farc ni de ‘El Paisa’, conocido en el país por haber liderado el ataque al Club El Nogal en Bogotá. 

En cambio la fuente militar y de la Defensoría creen que Alfonso Cano responde a Gentil Duarte directamente y que está comandado por alias Allende.

En todo caso en diciembre, la disidencia que según el comandante de Policía de Nariño, Juan Felipe Montoy dijo en Caracol, sería subordinada de ´El Paisa’, y que tiene 80 hombres aproximadamente, enfrentó militarmente a sus antiguos compañeros del FOS, con más 100 combatientes, para conseguir el control de ese territorio. 

Esto generó el confinamiento de 500 familias pues los armados que se movían en el consejo comunitario les prohibieron a los pobladores movilizarse por los ríos; con el temor de quedar en medio del fuego cruzado, los 7231 habitantes del Consejo Comunitario del Río Chaguí quedaron cercados. 

Los combates continuaron hasta comienzos de enero.

Graffiti aparecido en Olaya Herrera a mediados de noviembre de 2019. Foto: Cortesía.

“Días antes ya habían disparado de afuera de la casa y ese día (2 de enero) nos habían dicho que ellos (los armados) se iban a meter a nuestras casas, por eso con mis tres hijos y otras 50 personas salimos de la vereda y caminamos siete horas por la montaña hasta llegar a la carretera (cerca a la cabecera de Tumaco)”, le dijo a La Silla una desplazada de ese consejo que hasta el 28 de enero no había regresado a su casa por temor a los combates.

Ella y su familia se sumaron a tres mil personas más de 26 de las 29 veredas del consejo comunitario, que se trasladaron a Tumaco; y aunque algunas han regresado a sus casas, otras siguen esperando que los enfrentamientos terminen, según lo corroboró La Silla en terreno.

Tener el control de Chagüí es clave pues queda en la parte norte de Tumaco y es un corredor que conecta la costa de Tumaco con la zona de carretera y los municipios de Roberto Payán, Magüí Payán y Olaya Herrera por donde hay otras rutas de narcotráfico.

Actualmente la ‘Alfonso Cano’ se mueve por el consejo Comunitario Río Chagüí de Tumaco, a unas cuatro horas en lancha de la cabecera, y en municipios de la costa como Magüí Payán, Roberto Payán y Olaya Herrera.

Por ahora la disputa entre Alfonso Cano, al parecer disidencia de ‘El Paisa’ y Márquez, y el FOS continúa.

El Frente 30

Simultáneamente, a cuatro horas en lancha de allí, también en la costa pacífica nariñense, una disidencia comandada por Gentil Duarte también está enfrentando al FOS, y a otras dos disidencias.

Gentil Duarte era el comandante del frente Primero de las Farc y como Iván Márquez también fue negociador en La Habana. Él abandonó el proceso de paz en 2016 para reunificar las disidencias, y hoy comanda la más grande en el sur del país. 

De este frente se sabe, según una alta fuente militar, que está conformada por 55 disidentes de los frentes 1, 30, 29, 6 de las Farc que estaban en la costa de Cauca y Valle en el Naya, que llegó en junio del año pasado desde Guapi, Cauca, a los municipios del norte de Nariño como Iscuandé, El Charco, la Tola, y Olaya Herrera y que está al mando de alias Javier o Chungo. 

Su misión inicial en la costa pacífica también era reunificar a las disidencias, pero, al igual que Márquez, que como contó La Silla ayer hizo una primera aproximación fallida en el Cauca, tampoco lo logró. 

Ante esa negativa, el Frente 30 de Gentil Duarte, al igual que el Alfonso Cano de Márquez, también tiene la misión de sacar a las disidencias locales con las que se enfrenta. 

En el último mes, lo ha hecho contra el Frente Oliver Sinisterra, como contra las Guerrillas Unidas del Pacífico (GUP) y el narcotraficante Contador lo que ha ocasionado los tres desplazamientos masivos de este año en Olaya Herrera, un municipio costero a cuatro horas de Tumaco. 

El más reciente fue el 12 de enero. 

Según un integrante de una entidad de cooperación internacional de la zona, el Frente 30 mantuvo confinadas a comunidades de dos veredas durante dos días hasta que el 12 se enfrentaron con el FOS y 162 personas se desplazaron. 

Según la misma entidad, muchas de las 2313 personas de Olaya Herrera que se han desplazado desde diciembre aún no han regresado a sus casas ni han sido atendidas por el Gobierno. 

Desplazamientos ocurridos en Nariño en diciembre de 2019 y enero de 2020. Fuente: Gobernación de Nariño. 

Aunque Alfonso Cano y Frente 30 no están exactamente en la misma zona, sí están en municipios vecinos e interconectados (Roberto Payán, Magui Payán y Olaya Herrera por ejemplo comparten frontera). Sin embargo, hasta el momento no se han registrado combates entre estos dos.

Esta ‘tregua’ y el que tengan al FOS como un enemigo común ha provocado una reconfiguración del mapa del conflicto. 

Por un lado, porque ha obligado al FOS a fortalecer su alianza con las Guerrillas Unidas del Pacífico (GUP)  y a unirse al narcotraficante Contador (con quien tenía una pelea a muerte)- para enfrentar unidos a la ‘Alfonso Cano’ y al Frente 30.

¿Se avecina una alianza entre Gentil y Márquez?

El que la disidencia del ´Paisa´ y la de ´Gentil Duarte´ tengan un enemigo común y no se hayan enfrentado entre sí ha generado al menos dos versiones sobre su relación.

Una excombatiente de las Farc en la zona creen que es un indicio de que hay algún tipo de alianza.

“Seguro primero quieren sacar a los de acá y después ya tendrán que ponerse de acuerdo entre ellos (Alfonso Cano y Frente 30) si se alían o si serán enemigos”, le dijo a la Silla una excombatiente enterada del tema. 

Sin embargo, hay un hecho que pone en duda esa posible alianza: el asesinato de Sábalo, cabecilla de la disidencia Estiven González, que ocurrió en el municipio vecino de Tumaco, Magüí Payán, a manos del ELN a finales de noviembre del año pasado. 

El ELN y la Estiven González ya tenían un acuerdo con Gentil Duarte desde el año pasado, pero se rompió con el asesinato de Sábalo, que delinquía en Cumbitara, Policarpa, Leiva y El Rosario, en la cordillera de Nariño.

Por lo que es probable, según una fuente humanitaria de la zona, que el ELN haya llegado a un acuerdo con Iván Márquez para despejarle el camino por la cordillera occidental sacando a la Estiven González y Gentil del medio. 

La Silla no pudo confirmar esta hipótesis con más fuentes.

Aunque está el antecedente de que Iván Márquez envió a un emisario al Cauca a mediados de diciembre para convencer a las disidencias de Gentil de unírsele y no lo logró, como lo contamos aquí.

Una eventual alianza representaría un peligro grande de seguridad, ya que combinaría el brazo militar y narcotraficante de Gentil Duarte, cuyas disidencias se estiman en tres mil hombres, con el brazo político de Márquez. Su unión podría dar pie al resurgimiento de un nuevo grupo armado coordinado a nivel nacional, similar a lo que fueron las Farc.

Aunque aún no es seguro que pase pues Gentil ya ha rechazado antes unirse a Márquez porque lo considera un traidor al haber firmado el Acuerdo de Paz.

El negocio de la coca en cifras

Comentarios (2)

Elgatodeschrodinger

06 de Febrero

0 Seguidores

Cual es este Nariño?, el que lleva decadas en poder de la izquierda?, cuales son estas FARC? las que negociaron impunidad y curules?. cual es esta paz? la que nos vendieron como el fin del fin?, menos mal le dijeron mentiras a los del NO, porque es claro que se podia ceder en todo porque el dia despues de mañana tendriamos todo solucionado,supongo que la JEP llegara cuando la CPI pregunte y esto?

Cual es este Nariño?, el que lleva decadas en poder de la izquierda?, cuales son estas FARC? las que negociaron impunidad y curules?. cual es esta paz? la que nos vendieron como el fin del fin?, menos mal le dijeron mentiras a los del NO, porque es claro que se podia ceder en todo porque el dia despues de mañana tendriamos todo solucionado,supongo que la JEP llegara cuando la CPI pregunte y esto?

harriarq

08 de Febrero

0 Seguidores

Una guerra entre carteles? porque la guerrilla es un cartel. los mapas muestra...+ ver más

Una guerra entre carteles? porque la guerrilla es un cartel. los mapas muestran actores del brazo armado superpuestos en zonas cocaleras, falta ubicar las comunidades indígenas, los partidos políticos predominantes y contrastar con los resultados electorales para concluir...
No es un mito que la Paz de slogan no aplica en las regiones guerrilleras, la JEP atada,con venda en los ojos e impunidad1

Contexto