Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

¿Más coca, más homicidios? Mejor piénselo dos veces

¿Qué dicen las cifras? ¿Son los cultivos de coca los que explican la violencia en Colombia? ¿Es suficiente esta explicación?

Juan Carlos Garzón Vergara
Juan Carlos Garzón Vergara
Director del Área de Dinámicas del Conflicto de la Fundación Ideas para la Paz y Global Fellow del Centro Woodrow Wilson
332 Seguidores0 Siguiendo

0 Debates

5 Columnas

Columna

4040

11

13 de Febrero de 2019

Este texto fue escrito junto con Juan David Gélvez, investigador de la FIP.

Ha hecho carrera la afirmación de que detrás del aumento en los homicidios en Colombia está el incremento en el número de cultivos de coca. ¿Cuál es la lógica? Más coca, más violencia, más grupos criminales fortalecidos – como diría el exministro Juan Carlos Pinzón. En el caso de los líderes sociales, hace unas semanas la Revista Semana preguntaba “¿Qué pasa cuando al mapa de homicidios de líderes sociales se le sobrepone el de cultivos ilícitos?” De acuerdo con la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, el asesinato de líderes sociales “se deriva de las más de 200.000 hectáreas de cultivos de hoja de coca que hay en el país y de los grupos armados ilegales que se disputan territorios de producción”.

La razón parece sencilla y convincente. Pero ¿qué dicen las cifras? ¿Son los cultivos de coca los que explican la violencia en Colombia? ¿Es suficiente esta explicación?

 

1. La tasa de homicidios de los municipios con cultivos de coca es más alta y desde el año 2016 se ha incrementado

En 2018 la tasa de homicidios de los municipios que tienen cultivos de coca fue de 48 por cada cien mil habitantes, mayor que la tasa nacional que fue de 26 por cien mil y que la tasa en los municipios sin coca que fue de 23 por cada cien mil. Adicionalmente, desde el año 2016 la tasa en los municipios con coca viene en aumento, mientras que la tasa nacional permanece estable.

Pero esto no siempre fue así. Como se puede observar en la gráfica la tasa de homicidios en los municipios con coca descendió en el periodo 2013 a 2015, justo en el comienzo del más reciente boom de la coca. En los años 2017 y 2018, esta tasa se volvió a incrementar, lo cual coincide con el desarme de las FARC, la implementación de los Acuerdos y las disputas entre distintos grupos armados ilegales.

 

2. En Colombia sí hay una correlación entre los cultivos de coca y los homicidios, pero es inversa

Tomando el periodo de 2010 a 2017 se encuentra una correlación inversa entre estas dos variables. Esto quiere decir que mientras el número de cultivos de coca subió la tasa de homicidios descendió y viceversa. Este hallazgo, que contradice la afirmación de que cuando hay más coca también hay más homicidios, obliga a pensar en otras explicaciones.

Una hipótesis es que, en épocas de bonanza la competencia entre las estructuras armadas ilegales es menor, mientras que en momentos de escasez la disputas pueden incrementarse. La bonanza habría generado un momento de equilibrio, con la “democratización” del mercado ilegal de droga – es decir, la participación de múltiples agentes y eslabones que colaboran entre sí.

Las investigaciones que hemos realizado en la Fundación Ideas para la Paz, incluyendo el trabajo de campo en las regiones cocaleras, muestran que uno de los elementos claves para entender la relación entre estas dos variables (homicidios y coca) es el tipo de regulación ilegal que se establece. Si hay un actor que controla, la violencia letal tiende a descender. Desde esta perspectiva, el aumento reciente de los homicidios está más relacionado con el vacío de regulación tras el desarme de las FARC y la incapacidad del Estado de llenar estos espacios, que con los incrementos en el número de cultivos.

 

3. En los municipios con cultivos de coca no hay una relación entre el número de hectáreas y la tasa de homicidios

En otras palabras, no es posible afirmar que entre más cultivos de coca tenga un municipio mayor va a ser su tasa. La tercera parte de los municipios con cultivos de coca tienen una tasa de homicidios menor al promedio de la que tienen los municipios que no tiene coca (que es 23 por cada cien mil). La mayoría de estos municipios tienen menos de 1.000 hectáreas de coca; aunque en este grupo también se encuentra San Miguel y Puerto Caicedo en Putumayo – con 3.500 y casi 3.000 ha. respectivamente.

Luego se encuentran los municipios con coca que tienen una tasa de homicidios entre 23 y 50 por cada cien mil (la cuarta parte de los municipios con coca). En este grupo hay 22 municipios que tiene menos de 100 hectáreas y que sin embargo tienen una tasa de homicidios alta. También municipios que tienen más de 4.000 hectáreas como Sardinata en Norte de Santander, Valle del Guamuez en Putumayo y el Charco en Nariño.

Por último, están los municipios que tienen una tasa mayor a 100 homicidios por cada cien mil habitantes. En este grupo se encuentran Mesetas en Meta, Calamar en Guaviare, Suárez en Cauca y Briceño en Antioquia, que tienen menos de 500 ha. de coca. Además, están los dos municipios con mayor número de cultivos de coca en Colombia: Tumaco en Nariño y Tibú en Norte de Santander.

Cada segmento tiene un número variado de municipios que hace difícil poder establecer una relación única entre estas dos variables.

Al analizar los diez municipios con mayor número de hectáreas de coca en 2017, se encuentra que las altas tasas de homicidios anteceden al crecimiento de los cultivos ilícitos. En Tumaco (Nariño) las tasas de muertes violentas antes del boom cocalero superaban los 100 homicidios por cada cien mil habitantes. En Puerto Asís (Putumayo), en los años anteriores al más reciente incremento de los cultivos la tasa llegó a 132. Lo mismo ocurrió en Tibú (Norte de Santander), municipio que lleva más de una década con una tasa superior a 50. En otras palabras, los altos niveles de violencia letal no llegaron con la bonanza cocalera y tienen raíces más profundas.

La correlación entre los cultivos de coca y las tasas de homicidio varía de región a región. Un hallazgo que nos llamó la atención es que mientras que el departamento de Nariño la relación entre estas dos variables es inversa (es decir que a más cultivos-menos homicidios y viceversa), en Norte de Santander el reciente crecimiento de los cultivos ha correspondido con el alza la violencia letal.

En municipios como en El Charco y Barbacoas (en Nariño) el incremento de hectáreas ha sido notable y las tasas han permanecido estables. De la misma manera ocurre en Puerto Asís (Putumayo), donde cultivos y homicidios han ido en direcciones contrarias. Habría que preguntarse ¿por qué el aumento de los cultivos no tiene como correlato el aumento de la violencia? ¿Tiene que ver con mayor nivel de articulación y regulación? En estas zonas ¿Los grupos privilegian el negocio frente a la violencia?

 

Por el contrario, en los municipios de Norte de Santander la correlación es significativa, haciéndose más fuerte en años recientes. ¿Por qué en este departamento el boom de la coca ha estado acompañado por el aumento de las tasas de homicidios? ¿Tiene que ver con un mayor número de competidores y desacuerdos? ¿Cuál es el papel de la intervención del Estado? ¿Por qué no ha sido posible reestablecer la regulación ilegal tras la salida de las FARC?


 

No hay respuestas sencillas para estas preguntas, ni una sola motivación o causa que explique el aumento o el descenso de la violencia letal. Por esto es mejor evitar simplificaciones y tomar con cautela la advertencia de que mientras que en Colombia haya coca, habrá violencia. Sin duda las economías ilegales son parte de la historia, pero como señala un reciente informe de la FIP, las muertes violentas tienen distintos orígenes y manifestaciones, que no pasan necesariamente por el relato de la confrontación entre facciones criminales y los ajustes de cuentas entre mafias.

 

¿Cómo podemos entender mejor el aumento de los homicidios?

Antes de afirmar que el incremento en el número de homicidios es lo que explica el incremento en las muertes violentas, estas son nuestras recomendaciones:

  • No hay que perder de vista que el narcotráfico es solo una de las economías ilegales que hay en Colombia. También hay fuertes disputas por otras fuentes de recursos como la minería ilegal, el contrabando o la extorsión.

  • La única motivación de los actores ilegales con capacidad de usar la violencia no es la producción o acumulación de rentas. Los grupos también pretender tener control social y poder político.

  • El homicidio hace parte de un repertorio amplio de violencias que interactúan entre sí – dentro del cual se encuentran las amenazas, las desapariciones y los desplazamientos forzados. Aunque la muertes violentas pueden descender, otro tipo de delitos podría incrementarse.

  • El monitoreo de los cultivos de coca y el registro de los homicidios tienen limitaciones, y algunos municipios y veredas subregistros.

  • La violencia letal es la expresión de una economía ilegal no consolidada; es el resultado de la incapacidad de los actores involucrados de llegar a acuerdos y cumplirlos (es en realidad una anomalía).

  • Piense en la múltiples variables económicas, sociales, culturales y demográficas que está dejando de considerar al hacer esta afirmación.

  • Identifique cuál es el papel del Estado en regular, disuadir o estimular esta violencia. Las instituciones no son un actor pasivo.

 

Finalmente habría que preguntarse por qué en algunos momentos de nuestra historia, y en algunas regiones, la bonanza de las economías ilegales no se ha traducido en aumentos en el número de muertes violentas. Seguramente la respuesta tiene que ver no solo con lo que los grupos criminales hacen, sino con lo que el Estado ha dejado de hacer.

 
Interactiva: 

Comentarios (11)

José Saramago ..

13 de Febrero

3 Seguidores

No es la hoja de coca, ni las hojas de marihuana, ni las flores de Amapola la ...+ ver más

No es la hoja de coca, ni las hojas de marihuana, ni las flores de Amapola la que destruye vidas y genera violencia, con eso se hace una gua de aromáticas, y rico,
es la cocaína, la heroína, la marihuana pero no para fines medicinales “ni recreativos” sino para el vicio.
Existe algo llamado el narcotrafico, que necesita de los narco-cultivos, y exportan al mundo su veneno, y en el mercado interno fortalecen el microtrafico en las ciudades y de allí incentivan el consumo en colegios y universidades.
El narcotrafico es la principal fuente de financiación de grupos armados ilegales, con eso compran mas armas, reclutan mas delincuentes a su causa: el narcotrafico. De paso el narcotrafico arrasa con selvas y bosques y contamina el medio ambiente. El narcotrafico necesita asegurar territorio y rutas para mover armas y narcóticos y dinero sucio. El narcotrafico fortalece otros delitos como el reclutamiento de niñas y niños (y la violación de las primeras), El narcotrafico afecta hasta la economía.
“Entonces es como si se dijera, inundemos el país de narcocultivos y volvamos a Colombia un narco-Estado para que disminuya la tasa de homicidios”.
El Estado logro mucho con la Seguridad Democrática, desmovilizo mas de 32 mil paramilitares, se desmovilizo el grueso de las guerrillas, se disminuyo los homicidios promedio por año de mas de 30 mil por año antes de 2002 a menos de 15 por año en el 2010, los narcocultivos llegaron a su mínimo histórico. Pero todo eso fue desmontado por santos, los narcocultivos llegaron a la bonanza de los narcotraficantes (gracias a santos) con el Acuerdo de La Habana, como dices mas cultivos “menos roces”, pero después de 2016 el enfrentamiento por el control territorial ha llevado al asesinato de lideres sociales. Y al final para sacar ese veneno de narcóticos por el Pacifico o a través de la narco-dictadura chavista.
pero “¿quien dijo que el cultivo de COCA, Marihuana, y Amapola como narcó-cultivos genera homicidios?: mentiras”.
- piensen bien si el autor del articulo tiene razón -

AlvaroH

13 de Febrero

0 Seguidores

Piensen bien si Alias Saramago, prepago uribista, tiene razón. Los autores de...+ ver más

Piensen bien si Alias Saramago, prepago uribista, tiene razón. Los autores del artículo son mil veces más serios que usted y hacen la tarea de investigar en lugar de reciclar la vieja propaganda uribista. La Seguridad Democrática nunca acabó con las drogas. El narcotráfico existe como un mal y como fuente para los grupos armados solo porque hay prohibición. Con legalización, ya no habría mafias. Fumigar es algo inútil e infinito, porque no tiene fin ni se consigue el resultado esperado.

vikmaychib

14 de Febrero

0 Seguidores

Si leyó el artículo? Hay diferencia entre correlación y causación, nadie e...+ ver más

Si leyó el artículo? Hay diferencia entre correlación y causación, nadie está sugiriendo que se inunde de coca. o que sí dice es que us una estrategia coja porque sólo ataca un origen de las violencias y deja pasar los otro problemas como la minería, el contrabando, las mafias de comercio, etc. Pero no, para ud un artículo con fuentes y analisis respaldado con datos no es suficiente. Dónde están las cifras y datos que respaldan su aserciones.

#EnvidiaPorNoSerQuienAcabóConLasFARC

14 de Febrero

0 Seguidores

Los fanáticos enemigos de la paz con las FARC, mienten para aterrorizar a la ...+ ver más

Los fanáticos enemigos de la paz con las FARC, mienten para aterrorizar a la población. Hasta los cuantos muertos innecesarios , van a llegar los uribistas, con sus lineas rojas, para hacer un acuerdo de paz con el ELN?. Esa afirmación fue impuesta por uribe y difundida por su fanáticada para aterrorizar.

coronado

14 de Febrero

0 Seguidores

Los autorcito de este texto no pasó de su curso básico de estadística y no...+ ver más

Los autorcito de este texto no pasó de su curso básico de estadística y no entiende de causalidad. Lo más cercano a la causalidad que se puede llegar con estos datos es mirando la correlación entre los CAMBIOS en los cultivos y los CAMBIOS en los homicidios. Es decir, haga el análisis del panel poniendo efectos fijos de municipio para que se dé cuenta que el aumento de los cultivos está ALTAMENTE correlacionado con el AUMENTO en los homicidios y que, por lo tanto, hay evidencia de que una cosa causa la otra. Eso sí: luego hay que explicarlo despacito para que zoquetes como los compañeros pacifistas entiendan.

Juan Carlos Garzón Vergara

14 de Febrero

332 Seguidores

Gracias Coronado por el comentario que nos sirve para aclarar que nosotros no ...+ ver más

Gracias Coronado por el comentario que nos sirve para aclarar que nosotros no estamos infiriendo ninguna relación de "causalidad". Justamente planteamos preguntas sobre cuál es es tercer o cuarto factor que media entre las variables.
Estas correlaciones (así, tal cual), nos han servido para identificar hipótesis útiles para el trabajo de campo - que es nuestra mayor fortaleza, destacando que no siempre van en la misma dirección.
Si usted puede demostrar que hay una relación de causalidad lo invito a que continuemos el debate, a partir de la evidencia disponible.

coronado

14 de Febrero

0 Seguidores

La evidencia estadística son los análisis econométricos (que han hecho en l...+ ver más

La evidencia estadística son los análisis econométricos (que han hecho en los andes, por ejemplo) en los que se examina la correlación CONDICIONAL de los cambios en los asesinatos y los cambios en los cultivos de coca y que es negativa y robusta --eso es lo más cercano a evidencia de causalidad que se puede obtener. Si a esto se le agrega la evidencia anecdótica del Cauca y el Catatumbo donde GRACIAS al acuerdo de paz se multiplicaron los cultivos "de uso ilícito", como dicen, y consiguientemente la violencia (y no solo los asesinatos) --la conclusión de cualquier persona razonable es que la coca CAUSA violencia. Y si a esto le agregamos que el acuerdo de paz CAUSO el aumento de la coca, concluimos de manera razonable que el acuerdo de paz CAUSO el auemnto de la violencia en las regiones cocaleras.

AlvaroH

14 de Febrero

0 Seguidores

"Evidencia anecdotica" es un contra sentido, porque las anecdotas no analizan ...+ ver más

"Evidencia anecdotica" es un contra sentido, porque las anecdotas no analizan relaciones de causalidad. Es lo menos serio que he leído en mucho tiempo.

coronado

15 de Febrero

0 Seguidores

La evidencia estadística, que por supuesto usted no entiende, no es es esta -...+ ver más

La evidencia estadística, que por supuesto usted no entiende, no es es esta --son estudios econométricos que muestran que la correlación bien calculada es robusta. Y si usted no fuera un ignorante sobre cómo funcionan las ciencias sabría que cualquier estadística requiere de una teoría: en este caso la teoría es sencilla y está apoyada por evidencia anecdótica --que son las noticias que los pacifistas negacionistas se niegan a leer, porque no hay nada más doloroso para un bruto izquierdista que ver que la evidencia contradice sus embelecos (la paz!!!).

Elizabeth Prado

15 de Febrero

6 Seguidores

La correlación entre el aumento de cultivos, ubicación de grupos ilegales y ...+ ver más

La correlación entre el aumento de cultivos, ubicación de grupos ilegales y el precio del dolar y del oro, sería de gran interés. Respecto a los homicidios, las variables son tantas, que un ejercicio limitado como éste no explica del todo la situación, pero así se empieza a iluminar el camino. Gracias.

RicardoPachon

15 de Febrero

0 Seguidores

Gracias a los autores por el artículo, ponen sobre la mesa buenos argumentos ...+ ver más

Gracias a los autores por el artículo, ponen sobre la mesa buenos argumentos para revaluar el tema de violencia en Colombia. Un par de preguntas: ¿Qué posibilidades hay de extender el análisis, digamos, 20-30 años más? El análisis que presentan, con ocho puntos históricos, lo deja a uno con ganas de ver el fenómeno durante los 90s y 2000s. Estoy seguro que los datos sobre homicidios a nivel de municipio se pueden conseguir con facilidad, no sé el de cultivos. Y más aún: ¿Existe una base de datos publica y confiable que reúna todas (o bueno, la mayoría) de indicadores históricos sobre violencia (homicidios, muertes por conflicto, desplazamientos, etc) y variable explicativas?