Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

En Bogotá la tecnología se ve como solución

Carolina Botero
Carolina Botero
Fundación Karisma
184 Seguidores0 Siguiendo

0 Debates

22 Columnas

Columna

1

0

25 de Octubre de 2019

<p>&nbsp;</p>

<p><meta charset="utf-8" /></p>

<p dir="ltr">* Esta columna fue realizada con el apoyo de Lucía Camacho de<a href="https://karisma.org.co"> Fundación Karisma</a>.&nbsp;</p>

<p dir="ltr">En Colombia todavía no hay una aproximación político-programática al uso de tecnología como herramienta para apoyo en la solución de problemas sociales y eso se ve desde las propuestas de campaña. En este sentido la campaña electoral de 2019 parece una competencia por el que tenga las palabras más “techies”, por ir a la vanguardia en la jerga de la tecnología y no por explicar desde dónde y cómo se aborda el reto.&nbsp;</p>

<p dir="ltr">Los programas no describen el problema al que apuntan y evitan profundizar en la forma como el uso de tecnología contribuirá en la solución de ese problema. En tecnología, las personas debemos creer tan solo en la buena voluntad del o de la candidata. Veamos el caso de Bogotá.</p>

<p dir="ltr">Leyendo los programas de gobierno de quienes aspiran a gobernar a Bogotá durante los próximos cuatro años, encontramos expresiones como “<a href="https://www.migueluribeturbay.co/wp-content/uploads/2019/08/ProgramadeGo...ón del delito con analítica e inteligencia artificial</a>, cámaras con reconcomiendo (sic) facial, uso de botones de pánico, instalación de GPS en bicicletas. Reducción del crimen”, o “Bogotá debe avanzar mucho más rápido a <a href="https://www.bogotaparalagente.com/wp-content/uploads/2019/08/programa-de... en una ‘Ciudad Inteligente</a>’ en la que logremos aprovechar las ventajas de la automatización, la inteligencia artificial, la analítica de datos y tecnologías seguras como blockchain”, o esta otra “[f]ortaleceremos el uso de <a href="http://plandegobiernoclaudialopez.com/ProgramaDeGobiernoClaudiaAlcaldesa...ías como Big Data y Block Chain</a> (sic) en la administración”.&nbsp;</p>

<p dir="ltr">Sin temor a equivocarnos, podemos decir que el caso de Bogotá es una muestra de lo que son los programas de las plataformas políticas en el resto del país. Quizás “cámaras de vigilancia” es una de las expresiones más usada en esta contienda electoral.&nbsp;</p>

<p dir="ltr">Basta con escuchar un rato las propuestas para ver que la campaña de 2019 está marcada por una confianza ciega en la tecnología como la solución a problemas graves, especialmente, seguridad ciudadana. Como lo <a href="https://lasillavacia.com/silla-llena/red-de-la-innovacion/la-confianza-c... dicho</a>, en el afán “solucionista”, la tecnología se presenta como la respuesta neutral y automática a los complejos problemas de nuestras sociedades y, frecuentemente, se asocia con la cultura de la sospecha, donde socialmente todos somos culpables y, con eso, se justifica el uso de medidas cada vez más policivas.</p>

<p dir="ltr">Veamos los programas de las candidaturas en Bogotá.</p>

<p dir="ltr">Miguel Uribe Turbay. Uribe tiene la propuesta que se muestra más entusiasta con la tecnología como solución. En su plan de gobierno, las “tecnologías” son un punto de la agenda en donde se describe su uso en múltiples sectores (ambiente, salud, empleo, educación, etc.). Hay una breve mención a algunos puntos en los que las tecnologías harán de Bogotá el “Hub de capital humano” a través de la inversión en tecnologías, masificación y apropiación de las TIC, fortalecimiento de la industria TIC y la economía circular. Incluso promete crear la “Secretaría de Tecnología e Innovación”.</p>

<p dir="ltr">En su plan de Gobierno la tecnología será empleada especialmente en el sector seguridad en el que desarrollará “tecnología de punta” (i) para hacer reconocimiento facial especialmente en transporte público e identificar puntos de alta ocurrencia del delito, (ii) integrar sistemas de reconocimiento de placas de automóviles y motos, (iii) sistemas de detección de disparos que operarán conjuntamente con el sistema de cámaras para facilitar “identificación de emergencias y responsables”.&nbsp;</p>

<p dir="ltr">(iv) El uso de drones y cámaras móviles “que permitan monitorear, seguir, combatir la delincuencia informal y organizada en el marco de la IV Revolución Industrial, Innovación e Internet de las Cosas”, (v) predicción del crimen a través del uso de inteligencia artificial para identificar patrones de comportamiento y muy importante (vi) el entrecruzamiento de bases de datos de diferentes fuentes públicas y privadas, nacionales y distritales para prevención, control y juzgamiento del delito.&nbsp;</p>

<p dir="ltr">Juan Fernando Galán. Ocupa el segundo lugar en nuestro medidor de entusiasmo tecno solucionista. La primera sección de su plan de gobierno “Bogotá segura, ordenada y comprometida” describe el qué y el para qué de las tecnologías muy vagamente. Dice el candidato que (i) hará uso de herramientas de analítica de datos en el sector seguridad y justicia para predecir riesgo de criminalidad, prevenir y controlar reincidencia y orientar con mayor precisión actividades de vigilancia en puntos “calientes” según hora y días de mayor ocurrencia de delitos; (ii) se aumentará el número de cámaras de video vigilancia para llegar a las 10.000.</p>

<p dir="ltr">(iii) La dotación a cuerpos de seguridad de mayor tecnología para lograr mayor eficacia en tareas de vigilancia y operativos en las calles, (iv) digitalización de procesos administrativos y judiciales para la racionalización de trámites y (v) la creación de un sistema de información que sirva de “Base Poblacional Única” para mejorar la trazabilidad de los beneficiarios de programas de la Alcaldía, entre otros.</p>

<p dir="ltr">Claudia López. Su plan de gobierno menciona muy brevemente el uso de tecnologías y aunque no puede calificarse como tecnosolucionista su pecado es el silencio. Sin mayor información ni detalle apunta a una transformación estratégica digital para hacer de Bogotá una “ciudad inteligente” especialmente en temas de seguridad, salud, movilidad, gobierno abierto acudiendo a tecnologías como el Big Data y el Blockchain. Nos queda debiendo detalles sobre su abordaje, algo que se extraña porque en los demás temas de su programa sí se explica en forma más decidida.</p>

<p dir="ltr">Hollman Morris. Es el candidato que se diferencia del resto porque su programa no es explícito en el uso de tecnologías para la seguridad. En tecnología el eje de su programa es masificación en el acceso a internet en la ciudad aunque, como los demás, menciona que hará de Bogotá una “ciudad inteligente”. Esa tarea, según describe brevemente en su plan de gobierno, estaría en cabeza de la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá ETB y, como Claudia López, el resto de su propuesta en materia de tecnología es un gran silencio. No sería raro que el silencio significa que bajo la sombrilla de “inteligente” estén agazapadas miles de cámaras de vigilancia.</p>

<p dir="ltr">Conclusiones</p>

<p dir="ltr">Dos de las candidaturas pueden calificarse de tecno-solucionistas generalizadas, tres de las cuatro candidaturas apuntan al uso de tecnologías en concreto como solución especialmente de los temas de seguridad y, en todo caso, las cuatro propuestas trabajarán para que Bogotá sea una ciudad inteligente.&nbsp;</p>

<p dir="ltr">Más allá de hacer gala de que los equipos de campaña conocen <a href="https://lasillavacia.com/silla-llena/red-de-la-innovacion/historia/las-s... catálogo de expresiones y marketing</a> de las tecnologías del siglo XXI, ninguno de los programas se esfuerza por justificar sus propuestas en tecnología, mucho menos abordan la forma como sus soluciones impactarán en los problemas que identifican.</p>

<p dir="ltr">Ninguno de los programas explica cuál es el modelo de ciudad inteligente que adoptará. Ninguno de los textos revisados informa de experiencias comparadas ni habla de la forma como actualmente se analizan los impactos de estas tecnologías en las personas y se mitigan los riesgos.</p>

<p dir="ltr">Los dos programas más entusiastas en el uso de tecnología, los de Galán y Uribe, son los que más describen su propuesta. Estos programas tienen en común dos elementos: (i) el uso de reconocimiento facial y sistemas de inteligencia artificial articuladas con las cámaras de video vigilancia, para la predicción del riesgo de criminalidad en las llamadas “zonas calientes”, y para la identificación de criminales para hacer efectivo su juzgamiento, y (ii) la ampliación y uso de bases de datos entrecruzadas bien para asegurar la trazabilidad de beneficios sociales concedidos por la Alcaldía o bien para prevenir, controlar y juzgar el delito.</p>

<p dir="ltr">Ambas propuestas ignoran en forma grosera las más recientes discusiones mundiales sobre la afectación a derechos humanos que estas tecnologías pueden generar.Tampoco explican que su despliegue no es sencillo, que requiere de preparar un terreno en lo legal y en el diseño de los programas. La ausencia de este detalle indica que no hay aprendizajes, de lo que ya ha pasado, como el desastre <a href="https://stats.karisma.org.co/camaras-indiscretas/">del sistema de reconocimiento facial de Transmilenio</a> hace unos años, y nos dice que no estamos siguiendo las discusiones a nivel internacional.</p>

<p dir="ltr">En las protestas sociales de Hong Kong <a href="https://www.nytimes.com/2019/10/03/technology/hong-kong-china-tech-surve... tecnología de vigilancia</a> china ha sido protagonista porque con el fin de evitar las represalias del gobierno del gigante asiático, los manifestantes <a href="https://www.pri.org/stories/2019-08-14/hong-kong-protesters-challenge-su... desplegado todo tipo de estrategias</a> para <a href="https://www.theverge.com/2019/10/22/20926585/hong-kong-china-protest-mas... su anonimato</a> frente a un sofisticado entramado de <a href="https://www.theguardian.com/world/2019/aug/24/hong-kong-fresh-rallies-as...ámaras, sensores y dispositivos</a> que aunque fue instalado para la seguridad de las personas, bien podría ser usado ahora para perseguirlas, <a href="https://www.wsj.com/articles/twelve-days-in-xinjiang-how-chinas-surveill... sucede en Xinjiang con la minoría Uyghur</a>.&nbsp;</p>

<p dir="ltr">Esto sucede unos meses después de que <a href="https://www.neweurope.eu/article/sweden-bans-facial-recognition-technolo... prohibiera el reconocimiento facial en escuelas</a> y la ciudad de <a href="https://www.theguardian.com/us-news/2019/may/14/san-francisco-facial-rec... Francisco prohibiera el reconocimiento facial</a> como herramienta policiva. No me cabe duda de que lo sucedido en Hong Kong ambientó también la declaración en la que decenas de organizaciones de la sociedad civil del mundo <a href="https://epic.org/2019/10/civil-society-urges-global-mor.html">piden una moratoria para el reconocimiento facial</a> a las autoridades de protección de datos reunidas en Albania hace poco para su 41 conferencia internacional.</p>

<p dir="ltr">El otro punto de estos programas es el uso de tecnología para la trazabilidad de beneficios sociales, y éste tampoco está exento de polémica. Como mínimo ya se sabe que hay un problema de discriminación que afecta a las poblaciones más vulnerables. El <a href="http://www.theguardian.com/technology/2019/oct/16/digital-welfare-state-... del relator de las Naciones Unidas en temas de pobreza extrema y derechos humanos</a> hace un llamado fuerte y claro en estos temas a las administraciones del mundo para pedirles que en <a href="https://www.elespectador.com/opinion/tecnologia-para-la-lucha-contra-la-... despliegue de tecnologías para el bienestar social</a> se piense en primer lugar desde las desventajas de estos sistemas.</p>

<p dir="ltr">En suma, la tecnología es un instrumento para las administraciones modernas, pero los votantes merecemos que quienes se postulen para dirigirnos nos cuenten cómo la usarán, que nos digan que saben que existen diferentes modelos y que se comprometan a que el despliegue se hará respetando nuestros derechos, que analizarán y mitigarán los riesgos.&nbsp;</p>

<p dir="ltr">Así, por ejemplo, <a href="https://www.elespectador.com/opinion/la-revolucion-en-la-era-digital-nec... materia de ciudades inteligentes</a> el modelo de ciudad que pone a las personas en el centro y no a la vigilancia, debería estar de moda. Hubiese sido ideal encontrar un programa de gobierno que hablara de ciudades inteligentes siguiendo un modelo en el que la tecnología está al servicio de las personas, <a href="https://www.nesta.org.uk/blog/eight-smart-cities-are-restoring-privacy-a... desde el ejercicio de derechos humanos</a>, aprendiendo de otras administraciones, <a href="https://citiesfordigitalrights.org/">guiándose por iniciativas y lecciones con ese norte</a>. Eso mostraría un talante realista y consciente que le habla a la sensibilidad del electorado sobre el cómo y el por qué y no solo sobre el qué. Ninguno de los programas de gobierno que leímos pasa la prueba.</p>

Interactiva: