Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Ataques como tendencias. La estrategia de los semi-bots

Carlos Cortés
Carlos Cortés
Linterna Verde
54 Seguidores94 Siguiendo

0 Debates

5 Columnas

Columna

2

0

06 de Diciembre de 2019

<p dir="ltr">El s&aacute;bado pasado, el pa&iacute;s se despert&oacute; con una tendencia en Twitter que alud&iacute;a directamente a la vida privada del presidente Iv&aacute;n Duque. Mientras voces de todos los sectores condenaban la difusi&oacute;n del rumor, la etiqueta crec&iacute;a en medio de ofensas, especulaciones y &lsquo;memes&rsquo;.&nbsp;</p>

<p>La aparici&oacute;n de este ataque al Presidente no fue casual. Hace parte de las acciones coordinadas que, desde distintos sectores pol&iacute;ticos e ideol&oacute;gicos, intentan manipular y polarizar el debate en redes sociales. Y para hacerlo, la frontera de lo aceptable est&aacute; cada vez m&aacute;s desdibujada.</p>

<p>La divulgaci&oacute;n de hechos relacionados con la vida &iacute;ntima de un funcionario p&uacute;blico puede tener relevancia para la opini&oacute;n p&uacute;blica. Se trata de una tensi&oacute;n que debe analizarse en cada caso, pero que de cualquier forma debe girar alrededor de afirmaciones veraces, emitidas con rigor period&iacute;stico. Lo que vimos en esta oportunidad fue el uso de una etiqueta para difundir un rumor. Un rumor que a fuerza de repetici&oacute;n se consumi&oacute; como un hecho y se us&oacute; para diseminar todo tipo de ofensas y especulaciones.&nbsp;</p>

<p>Con este an&aacute;lisis no pretendemos amplificar un ataque que rechazamos. Al contrario: nuestro objetivo es exponerlo para entender c&oacute;mo nuestro debate pol&iacute;tico digital termina d&aacute;ndose en esos t&eacute;rminos.</p>

<p>&nbsp;</p>

<p dir="ltr"><strong>El origen del entusiasmo</strong></p>

<p>La etiqueta #LaMozaDeDuque tuvo su pico en Twitter el viernes 29 de noviembre con cerca de 4.400 tuits entre las 6 y las 10 PM. Varios elementos de la tendencia indican una posible coordinaci&oacute;n: primero, el inter&eacute;s s&uacute;bito y uso unificado de la etiqueta; segundo, la activaci&oacute;n r&aacute;pida de muchas cuentas y, tercero, el alto n&uacute;mero de interacciones en poco tiempo.</p>

<p>La naturaleza amarillista del mensaje hace m&aacute;s f&aacute;cil su amplificaci&oacute;n, con lo cual se podr&iacute;a pensar que se trat&oacute; de una difusi&oacute;n espont&aacute;nea, casi ociosa. Adem&aacute;s, era viernes en la noche en Twitter: el tono se relaja y los protagonistas cambian. Sin embargo, al d&iacute;a siguiente la etiqueta se dispar&oacute; nuevamente desde las 5 de la ma&ntilde;ana, como si una m&aacute;quina se prendiera. Continu&oacute; hasta las 10 AM con la misma intensidad &ndash;convirti&eacute;ndose en una conversaci&oacute;n org&aacute;nica&ndash; y se fue diluyendo a lo largo del d&iacute;a.&nbsp;</p>

<table>
<colgroup>
<col />
</colgroup>
<tbody>
<tr>
<td>
<p dir="ltr"><img src="https://lh4.googleusercontent.com/cwAMTluuxSaK-ErZDZjiTTV5cV0z3z0rht9FFp... /></p>
</td>
</tr>
<tr>
<td>
<p dir="ltr"><strong>Nota.</strong> <em>Entre el 27 de noviembre y el 3 de diciembre, #LaMozaDeDuque sum&oacute; casi 37 mil tuits (fuente: Sysomos. Estos valores son aproximados y pueden tener variaciones).</em></p>
</td>
</tr>
</tbody>
</table>

<p>La etiqueta analizada se <a href="https://twitter.com/nosoyjoselito_/status/1198031197844181001">hab&iacute;a usado</a> la noche del viernes 22 sin mayor eco. Pero una semana despu&eacute;s, sobre las 6 PM, <a href="https://twitter.com/Pelicolombianas/status/1200548762336342016">@Pelicol... la retom&oacute; y se convirti&oacute; en uno de los nodos m&aacute;s activos de producci&oacute;n y amplificaci&oacute;n. En los tres d&iacute;as que se movi&oacute; la etiqueta, @Pelicolombianas acumul&oacute; 24 interacciones (8 tuits originales y 16 retuits) concentradas sobre todo en el primer pico de esa conversaci&oacute;n. Adem&aacute;s, dos de sus tuits originales alcanzaron el top de 25 de retuits con esa etiqueta.</p>

<p>Por cuenta de la cantidad de menciones que tuvo &ndash;retuits que hizo y recibi&oacute;&ndash;, @Peliscolombiana fue uno de los nodos de la conversaci&oacute;n. Es decir: tuvo un rol fundamental en la amplificaci&oacute;n de la tendencia durante las horas inusuales de movimiento.</p>

<table>
<colgroup>
<col />
</colgroup>
<tbody>
<tr>
<td>
<p dir="ltr"><img src="https://lh4.googleusercontent.com/viWBibfpPPsGlxq4YYOEAODSWXXxTzoPzzr8Yx... /></p>
</td>
</tr>
<tr>
<td>
<p dir="ltr"><strong>Nota.</strong> <em>Mapa de menciones de cuentas alrededor de la tendencia donde @Pelicolombianas aparece en el centro. La menci&oacute;n no implica que todas las cuentas estuvieran generando contenido. Por ejemplo, es usual que celebridades e influenciadores sean mencionados en tuits para atraer atenci&oacute;n (fuente: Sysomos. Estos valores son aproximados y pueden tener variaciones).&nbsp;<strong>&nbsp;</strong></em></p>
</td>
</tr>
</tbody>
</table>

<p>Una vez la tendencia adquiri&oacute; un ritmo org&aacute;nico &ndash;sobre todo el s&aacute;bado en la ma&ntilde;ana&ndash;, voces de distintos sectores se encargaron de amplificarla y sostenerla. Por ejemplo, mientras el periodista <a href="https://twitter.com/HELIODOPTERO/status/1200747289154899969">Gonzalo Guill&eacute;n</a> usaba la etiqueta para elaborar una acusaci&oacute;n, el viceministro de la Econom&iacute;a Naranja, <a href="https://twitter.com/FelipeNaranja/status/1200814134474035200">Felipe Buitrago</a>, la usaba para descalificarla como un ataque mis&oacute;gino.&nbsp;</p>

<p>&nbsp;</p>

<p dir="ltr"><strong>Los semi-bots</strong></p>

<p>El usuario @Pelicolombianas tiene 57.500 seguidores y una actividad constante en Twitter a trav&eacute;s de &lsquo;memes&rsquo;, videos y retuits. Sus contenidos suelen ser cr&iacute;ticos del uribismo y del gobierno, y cercanos al petrismo. En el &uacute;ltimo a&ntilde;o, registramos m&aacute;s de 1.100 menciones a @petrogustavo desde su cuenta &ndash;lo cual no implica que haya una relaci&oacute;n directa con el Senador&ndash;.&nbsp;</p>

<p dir="ltr">Este tipo de usuarios se conocen como semi-bots o &lsquo;cyborgs&rsquo;. Aparentemente son humanos, pero tienen una actividad tan intensa que podr&iacute;an ser m&aacute;quinas o estar al servicio de un esquema tipo &lsquo;call-center&rsquo;. No siempre son cuentas con muchos seguidores. El elemento central es la producci&oacute;n: algunas llegan a las 1.600 publicaciones por d&iacute;a, con picos que superan los 200 tuits por hora. Un tuit cada 20 segundos.&nbsp;</p>

<p dir="ltr">Los semi-bots suelen tener una posici&oacute;n muy definida en el espectro pol&iacute;tico y una audiencia cautiva. Le hablan a los convencidos y, por lo tanto, su capacidad de influencia externa es baja, a menos que logren cocinar una tendencia que termine amplificada de manera org&aacute;nica &ndash;como sucedi&oacute; en este caso&ndash;.&nbsp;</p>

<p>Antes de este episodio, Linterna Verde hab&iacute;a mapeado once cuentas semi-bot que participaron activamente en Twitter alrededor de las elecciones de octubre pasado. All&iacute; encontramos una cohesi&oacute;n y aislamiento entre burbujas de izquierda y de derecha. Se trata de cuentas que de manera disciplinada se siguen y amplifican entre s&iacute;.&nbsp;</p>

<table>
<colgroup>
<col />
</colgroup>
<tbody>
<tr>
<td>
<p dir="ltr"><img src="https://lh3.googleusercontent.com/LkftgI3avWU78-hQrsxmPsetn7LOHWip5N48uP... /></p>
</td>
</tr>
<tr>
<td>
<p dir="ltr"><strong>Nota.</strong> <em>Mapa de semi-bots a partir de las cuentas que siguen. La comunidad de semi-bots de la derecha es m&aacute;s densa que la de la izquierda y sus nodos son m&aacute;s grandes porque son son m&aacute;s centrales en esa subred. Ambas est&aacute;n aisladas de otras comunidades (fuente: elaboraci&oacute;n propia de Linterna Verde).&nbsp;<strong>Aclaraci&oacute;n posterior a publicaci&oacute;n:&nbsp;</strong>este mapa incluye tanto&nbsp;semi-bots como algunas cuentas de l&iacute;deres de opini&oacute;n e influenciadores que los semi-bots tienen&nbsp;en com&uacute;n.&nbsp;</em></p>
</td>
</tr>
</tbody>
</table>

<p>Dentro de ese mapa de semi-bots de las elecciones encontramos a @Pelicolombianas, lo cual indica que su rol en la tendencia reciente contra Iv&aacute;n Duque no es nuevo. Igualmente, encontramos cuentas que, desde otra orilla ideol&oacute;gica y con la misma estrategia, han convertido ataques en tendencias. D&iacute;as antes del episodio analizado, cuentas como <a href="https://twitter.com/search?q=(%23petromatoadilan)%20(from%3Aghitis)&amp;src=typed_query">@ghitis</a> y <a href="https://twitter.com/search?q=(%23petromatoadilan)%20(from%3Aoviedofanny)&amp;src=typed_query">@OviedoFanny</a> jugaron un papel relevante en la amplificaci&oacute;n de #PetroMat&oacute;ADilan &ndash;donde se quer&iacute;a responsabilizar al l&iacute;der de izquierda por la muerte de Dilan Cruz a manos del Esmad&ndash;.</p>

<table>
<colgroup>
<col />
<col />
</colgroup>
<tbody>
<tr>
<td>&nbsp;
<p>&nbsp;</p>

<p>&nbsp;</p>

<p>&nbsp;</p>

<p>&nbsp;</p>

<p dir="ltr"><img src="https://lh3.googleusercontent.com/UPR_dieUeM0sGpBbOCSMRhlcMUZWB2fJbDo-NW... /></p>
</td>
<td>
<p dir="ltr"><img src="https://lh3.googleusercontent.com/QrII40x0ESmAzBrYs0CmPGeX2g571CxlWWU9Wx... /></p>
</td>
</tr>
<tr>
<td colspan="2">
<p dir="ltr"><strong>Nota. </strong><em>Ejemplo de tuits de semi-bots que promovieron una tendencia contra Gustavo Petro.</em></p>
</td>
</tr>
</tbody>
</table>

<p>Por cuenta de las pol&iacute;ticas anti-spam de Twitter, muchas de estas cuentas terminan suspendidas. La reiteraci&oacute;n de una etiqueta, la difusi&oacute;n masiva de mensajes y la interacci&oacute;n no deseada, entre otros, son elementos que se tienen en cuenta a la hora de evaluarlas. Pero no es f&aacute;cil. A simple vista, la diferencia entre estas acciones concertadas y las de una campa&ntilde;a ciudadana, por ejemplo, no siempre es clara.&nbsp;</p>

<p>Lo cierto es que los semi-bots no son el monopolio de un solo grupo pol&iacute;tico. Tampoco son un fen&oacute;meno marginal al debate en Twitter. Desde diversos sectores, l&iacute;deres pol&iacute;ticos e influenciadores se valen de estas cuentas para amplificar su mensaje, ya sea directamente a trav&eacute;s de retuits o dictando los t&eacute;rminos de la conversaci&oacute;n que esos usuarios despu&eacute;s replican. La tendencia se volvi&oacute; un ataque. Y los ataques son ahora tendencia.</p>

<p>&mdash;&mdash;&mdash;</p>

<p dir="ltr">Esta investigaci&oacute;n se hizo en equipo con Cristina V&eacute;lez Vieira. La Sala de Democracia Digital es un proyecto de la Diretoria de Analisis de Politicas P&uacute;blicas de la Funda&ccedil;&atilde;o Getulio Vargas - FGV DAPP de Brasil en asocio con Linterna Verde con el objetivo de monitorear y analizar conversaciones digitales en la coyuntura electoral.<br />
&nbsp;</p>

Interactiva: