Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Una visión “Schumpeteriana” sobre la Ley de Crecimiento Económico

Alejandro Rodríguez Llach
Alejandro Rodríguez Llach
Investigador del área de Justicia Económica en Dejusticia
63 Seguidores13 Siguiendo

0 Debates

4 Columnas

Columna

1

0

05 de Febrero de 2020

<p>*Esta entrada fue escrita en colaboraci&oacute;n con Juan Camilo Medell&iacute;n,&nbsp;estudiante de maestr&iacute;a conducente a doctorado en la Escuela de Econom&iacute;a de Par&iacute;s</p>

<p>&nbsp;</p>

<p>En el segundo semestre del a&ntilde;o pasado, la Corte Constitucional de Colombia declar&oacute; inexequible la Ley 1890 de 2019 o mejor conocida como &ldquo;Ley de Financiamiento&rdquo; por tener vicios de procedimiento insubsanables. No obstante, la Corte moder&oacute; su fall&oacute; y le dio al Gobierno un plazo hasta final del 2019 para que presentara y aprobara una nueva reforma tributaria, de lo contrario, el Estatuto Tributario anterior ser&iacute;a el vigente en 2020.</p>

<p>El Gobierno de Duque decidi&oacute; mantener la misma base de la reforma pasada<a href="#_ftn1" name="_ftnref1" title="">[1]</a>, pero con un nuevo nombre: la Ley de Crecimiento Econ&oacute;mico.</p>

<p>Este r&oacute;tulo devel&oacute; el nuevo objetivo de la reforma, que en lugar de buscar recursos para financiar un <a href="https://lasillavacia.com/el-hueco-del-presupuesto-que-no-era-tan-hueco-6... hueco fiscal, busc&oacute; estimular el crecimiento econ&oacute;mico a partir de incentivos tributarios. Hasta el momento, la mayor parte del debate p&uacute;blico sobre la reforma se ha centrado en su car&aacute;cter regresivo y en la p&eacute;rdida de recursos producto de la baja de la tarifa nominal a las firmas y a los m&uacute;ltiples beneficios tributarios.</p>

<p>En esta entrada queremos presentar una reflexi&oacute;n te&oacute;rica sobre sus posibles impactos en el crecimiento econ&oacute;mico. Desde un <a href="http://descuadrando.com/Teoria_del_empresario_innovador_de_schumpeter">e... schumpeteriano</a>, mostramos que la Ley tiene el potencial de estimular la actividad econ&oacute;mica en el corto plazo, pero tambi&eacute;n de obstaculizar el crecimiento en el largo plazo.</p>

<p>La reforma baja el costo del uso del capital para las empresas a trav&eacute;s de las deducciones al impuesto de renta corporativo por la compra de activos fijos y por el pago del Impuesto de Industria y Comercio (ICA).&nbsp;</p>

<p>El costo de uso del capital es el &ldquo;alquiler&rdquo; que paga una firma por incorporar una unidad de capital f&iacute;sico (por ejemplo, maquinaria) en el proceso productivo. Este alquiler depende, entre otros factores, del precio del bien de capital, la tasa de depreciaci&oacute;n, la tasa de inter&eacute;s y las tarifas impositivas, tanto a la renta como a las ganancias del capital. De esta forma, seg&uacute;n el criterio de maximizaci&oacute;n de beneficios, la firma acumular&aacute; capital hasta el punto en el que su productividad marginal iguale a su costo.</p>

<p>Dada esta disminuci&oacute;n en el costo de uso, en el corto plazo las firmas invertir&aacute;n m&aacute;s, lo que tendr&aacute; un efecto directo favorable sobre la demanda agregada y, por ende, en el crecimiento econ&oacute;mico. En adici&oacute;n, el stock de capital de la econom&iacute;a aumentar&aacute;, elevando el nivel de producto potencial y moment&aacute;neamente la tasa de crecimiento potencial.</p>

<p>Tambi&eacute;n es posible que, dada la baja en costo de entrada para las firmas intensivas en capital, m&aacute;s emprendedores puedan realizar las inversiones necesarias para entrar a abastecer el mercado, lo que llevar&iacute;a a un aumento en la competencia. Estos efectos, sin embargo, ser&iacute;an temporales y se desvanecer&iacute;an una vez las firmas lleguen al nuevo stock de capital &oacute;ptimo para la producci&oacute;n.</p>

<p>En el largo plazo, sin embargo, el crecimiento econ&oacute;mico se ver&iacute;a truncado por los efectos negativos sobre la competencia e innovaci&oacute;n de las firmas derivados de la inequidad horizontal ocasionada por las normas introducidas en la reforma tributaria.</p>

<p>Adem&aacute;s de los incentivos ya mencionados, la Ley otorga otros incentivos que s&oacute;lo benefician a un pu&ntilde;ado de firmas dentro de un mismo sector; por ejemplo, el incentivo a las megainversiones en zonas francas o los incentivos a la econom&iacute;a naranja. Dichos beneficios, adem&aacute;s de privilegiar a unos pocos, tambi&eacute;n tienen el problema de poseer criterios difusos y poco t&eacute;cnicos (no existen principios orientadores) para la elecci&oacute;n de sus receptores. Son, en consecuencia, criterios proclives al lobby. Dadas estas caracter&iacute;sticas, los incentivos aumentan la inequidad horizontal entre las firmas; firmas del mismo sector con rasgos similares en cuanto a tama&ntilde;o y utilidades, tendr&aacute;n tarifas efectivas de tributaci&oacute;n distintas.</p>

<p>&iquest;C&oacute;mo afecta la inequidad horizontal a la innovaci&oacute;n y competencia? Imaginemos por un momento una nueva firma que entra al mercado gracias a la baja en el costo de uso del capital (que beneficia a todas las firmas en general), pero que no se beneficia de los incentivos particulares. A la firma entrante le ser&iacute;a muy dif&iacute;cil competir con la firma establecida que fue beneficiaria de dicha exenci&oacute;n particular, puesto que este incentivo le dar&aacute; a la firma establecida un costo de uso del capital a&uacute;n menor.</p>

<p>En otras palabras, en el corto plazo el costo marginal de la firma establecida ser&iacute;a menor, raz&oacute;n por la cual la firma entrante no podr&aacute; presentar una amenaza cre&iacute;ble para las rentas monop&oacute;licas de la firma establecida, lo que terminar&iacute;a provocando la salida del mercado de la firma entrante. Este es el efecto anti-competencia, que borra con la mano izquierda lo que se hizo con la derecha: los posibles impactos positivos sobre la competencia.</p>

<p>El segundo efecto nocivo, el efecto anti-innovaci&oacute;n, se derivar&iacute;a del efecto anti-competencia. Ante dicha situaci&oacute;n, la firma entrante no tendr&iacute;a incentivos para invertir en innovaci&oacute;n pues se encontrar&iacute;a en desventaja a la hora de competir por las rentas monop&oacute;licas de la firma establecida.</p>

<p>A su vez, la firma establecida no invertir&iacute;a en innovaci&oacute;n dado que no ve como cre&iacute;ble la amenaza de la firma entrante dada la ventaja que se le ha otorgado por medio del esquema tributario. La inequidad horizontal le estar&iacute;a garantizando su posici&oacute;n dominante en el mercado gracias al lobby. En total, ninguna de las dos firmas tendr&iacute;a incentivos para invertir en innovaci&oacute;n, lo que estar&iacute;a ralentizando la mejora de productividad de ambas y por tanto la de la econom&iacute;a en su conjunto.&nbsp; &nbsp;</p>

<p>En Colombia, en lugar de garantizar exclusivamente los derechos de propiedad sobre las innovaciones y el nuevo conocimiento, tambi&eacute;n se garantizan las rentas ganadas a partir de lobby. Por ejemplo, los Contratos de Estabilidad Tributaria que revive La Ley en su art&iacute;culo 76 les garantiza una ventaja competitiva a las firmas beneficiarias del incentivo a las megainversiones por un periodo de 20 a&ntilde;os sin posibilidad de modificar esto en pr&oacute;ximas reformas.</p>

<p>Todo lo anterior va en contra del incremento de la productividad y, en consecuencia, del crecimiento econ&oacute;mico de largo plazo.</p>

<p>Es tiempo de que la pol&iacute;tica fiscal colombiana se dise&ntilde;e con una visi&oacute;n de largo plazo, que contenga criterios de equidad vertical y en la cual la equidad horizontal asegure que las empresas puedan competir sin ventajas ni desventajas tributarias. Esto &uacute;ltimo dar&iacute;a los incentivos correctos para las inversiones de las firmas en innovaci&oacute;n. As&iacute;, las firmas m&aacute;s productivas ser&aacute;n las que permanezcan dentro del mercado y no aquellas con mayor poder de Lobby<a href="#_ftn2" name="_ftnref2" title="">[2]</a>.</p>

<p>&nbsp;</p>

<p>&nbsp;</p>

<hr size="1" />
<p><a href="#_ftnref1" name="_ftn1" title="">[1]</a> La nueva reforma tuvo algunas variaciones. Las m&aacute;s importantes se centraron en el paquete social de Duque que incluye 3 d&iacute;as sin IVA, una reducci&oacute;n de la tarifa de cotizaci&oacute;n en salud de los pensionados con un salario m&iacute;nimo e incentivos tributarios a las empresas por la contrataci&oacute;n de j&oacute;venes. Tambi&eacute;n modific&oacute; la tarifa del impuesto a los dividendos, pasando de 15 por ciento&nbsp;a 10 por ciento.</p>

<p><a href="#_ftnref2" name="_ftn2" title="">[2]</a> Lo anterior se debe acompa&ntilde;ar con un fortalecimiento de la SIC, la cual: i) contin&uacute;e velando por la protecci&oacute;n de los derechos de propiedad sobre los conocimientos derivados de la innovaci&oacute;n y; ii) regule y supervise los mercados y las nuevas innovaciones propendiendo por el est&iacute;mulo de la competencia y no en su detrimento.</p>

Interactiva: