Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

El "Día con carro" de Carlos Mattos

Al parecer esta no será la primera vez, ni la última, que alguien coge al dueño de la concesión automotriz Hyundai en el lugar equivovado, todo indica que Carlos Mattos vive mal parqueado.

El otro Banrep

La actividad cultural en cabeza del Banco de la República lo convierten en un espécimen único en su especie. 

El voto Cristiano

Desde hace dos años hemos venido incluyendo la pregunta de afinidad religiosa en nuestras encuestas de carácter político y de forma consistente los cristianos marcan entre un 14% y un 16% en las cinco grandes ciudades. ¿Que sabemos hoy de los votantes activos que se reconocen como cristianos? Varias cosas

 

APachurrado

El efecto sicológico de las encuestas tiene a Pacho Santos desinflado y sin posibilidades reales de convertirse en Alcalde de Bogotá. En el otro lado de la balanza se encuentra Enrique Peñalosa, quien viene de menos a más y es firme candidato para ser nuevamente burgomaestre de la Capital.

 

Lo que está en juego en la lotería de la cuna

Si hay algo que está determinado por la suerte es la cuna en la que nacemos. En un estudio reciente nos concentramos en analizar cuál es la movilidad hacia arriba de aquellos individuos que nacen en los contextos menos aventajados.

El pescador de académicos (en tiempos de "posconflicto")

En la oficina, el académico corregía con mecánica parsimonia los mismos trabajos del curso masivo de siempre, cuando de la portería llamaron porque un hombre lo buscaba a la entrada de la universidad. Se lo pasaron al teléfono.

Y el pico y placa, ¿en qué va a quedar?

Los candidatos tienen que presentar en sus propuestas cuál es la estrategia de mediano y largo plazo para eliminar el pico y placa. 

Evite la estigmatización: ¡vuélvase cachaco!

En este espacio me he referido al Bogocentrismo, queriendo significar que la centralización de las decisiones políticas, económicas y sobre todo, el cubrimiento mediático y de opinión, han venido formando un concepto erróneo, deformado y lleno de prejuicios sobre las regiones colombianas en general, sus gobernantes en particular y sus dirigentes políticos en especial.

El götterdämmerung bolivariano

El régimen chavista tiene que buscar alternativas para explicarle a la señora del video que ven abajo y a millones de venezolanos más por qué después del boom petrolero más grande de la historia no se consigue en ninguna parte pollo, carne, leche, pañales o los más básicos insumos de primera necesidad humana y animal. 

Para la paz hay que cumplirle al campo

Lastimosamente los colombianos nos negamos a mirarnos al espejo como país. Si lo hiciéramos, nos daríamos cuenta de que a pesar de múltiples intentos por invisibilizar la existencia de una Colombia rural, la verdad pura y dura es que uno de cada cuatro colombianos viven en el campo.