Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Laura Sofía Matiz · 18 de Marzo de 2019

13

0

El pasado 11 de marzo se conoció la denuncia de un joven afrocolombiano que alegó que la comunidad de un barrio de Medellín lo atacó porque, por su color de piel, lo confundieron con un ladrón.

En la primera versión, Dairon Córdoba Martínez aseguró que ingresó a un minimercado de la Comuna 4 cuando vio que un hombre lo estaba siguiendo para robarlo. Al salir del lugar, el presunto ladrón empezó a gritar que él era un ladrón y ante eso la comunidad reaccionó en su contra de manera violenta.

Los concejales Daniela Maturana y Daniel Carvalho, de Creemos, denunciaron el caso en el Concejo de Medellín. Alegaron que era un caso de discriminación racial y apoyaron una campaña en redes sociales a favor de Córdoba. La alcaldía de Medellín y la secretaría de Inclusión social rechazaron la situación y se comprometieron a evaluar los hechos.

Dos días después apareció nueva información que puso en duda la versión de Córdoba.

En dos vídeos difundidos en redes sociales se ve que el joven intenta robar una bebida a un supermercado. En las grabaciones se observa que trata de escapar luego de ser sorprendido por los empleados del sitio.

Uno de los empleados del supermercado confirmó que Córdoba había intentado robar.

“(...) Se inventó cosas que no son, vino al supermercado y no compró nada. Mostramos el video porque el hombre estaba diciendo cosas que no habían pasado”, expresó en El Colombiano.

Después de la publicación de los vídeos, la concejala Maturana lamentó el hecho y dijo que Córdoba le confesó que cometió un error.

“Yo llamé a Dairon y me dijo que sí se había metido la botella en el bolsillo y que cuando lo pillaron él iba a pagar el producto. Pero cuando vio que un empelado del local sacó un bate creyó que le iban a pegar, así que salió corriendo y luego fue cuando lo golpeó toda la comunidad”, dijo en El Espectador.

Con esto queda claro que la denuncia inicial de Córdoba por discriminación racial es falsa.

Contexto