Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Solapas principales

Andrei Gómez Suárez

Analista Político

Director de la Fundación Rodeemos el Diálogo (ReD). Investigador Asociado en Justicia Transicional (Universidad de Oxford). Investigador Asociado en Procesos de Paz en la Universidad de Sussex (Centro de Estudios de Conflicto y Seguridad). Ha sido Consultor de la Dirección General del Centro Nacional de la Memoria Histórica (CNMH), la Defensoría del Pueblo, la Oficina del Alto Comisionado para la Paz (OACP), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), la Misión de Observación Electoral (MOE), Viva la Ciudadanía, y Conciliation Resources (en el Reino Unido). Ha sido profesor de la Universidad de Sussex, la Universidad de los Andes, la Universidad del Cauca, la Universidad Externado de Colombia y el Instituto Alberto Merani. Es autor de los libros: Genocide, Geopolitics and Transnational Networks (Routledge 2015), El Triunfo del No (Ícono 2016), Genocidio Geopolítica y Redes Transnacionales (Uniandes, 2018).

Andrei Gómez Suárez en la Red de la Paz

Que todo cambie para que nada siga igual

Alcanzar un acuerdo sobre justicia es posible porque tanto las FARC como el Gobierno reconocen que en La Habana no se están intercambiando impunidades. La impunidad no es la ausencia de cárcel sino la falta de castigo. Por tanto, la discusión es sobre el tipo de sanciones que sirvan de ejemplo a la sociedad para no tomar la violencia y la justicia por mano propia.

Columna

14

Andrei Gómez Suárez en la Red de la Paz

El Minimalismo de la Paz

Todos sabemos en Colombia que la firma del acuerdo de paz no va a ponerle fin a la pobreza, ni a la desigualdad, ni a la criminalidad; esa es la tarea que tenemos por delante y que tardará varías décadas.

Columna

38

Andrei Gómez Suárez en la Red de la Paz

Los Beneficios de la Paz I

Si bien la paz permite mayor crecimiento económico, los beneficiarios no son necesariamente los más pobres o los más golpeados por el conflicto (como esperarían los empresarios bogotanos), por esta razón, es necesario no sólo firmar un acuerdo de paz, sino crear los mecanismos de implementación y monitoreo que garanticen políticas públicas encaminadas a reducir la desigualdad, la marginalización y la pobreza que alimentan la conflictividad social.

Columna

7376