Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Álgebra para vivir y binomios para recuperarse

El álgebra es para soñar y explorar, es para el arte, la música, la ciencia, la medicina, los deportes y hoy la propongo para soñar y empezar a abonar el camino de la reparación para las víctimas de violencia sexual a través de la configuración de un binomio cuadrado.

Adriana Benjumea Rúa
Adriana Benjumea Rúa
Directora de la Corporación Humanas Colombia
114 Seguidores224 Siguiendo

0 Debates

5 Columnas

Columna

158

0

29 de Mayo de 2018

El álgebra puede parecer abstracta y remota en el ámbito social y de los derechos. Es más, se dice que los y las abogadas estudiamos derecho por no tener que ver nada con las matemáticas y que pedíamos apoyo cuando teníamos que hacer alguna liquidación de servicios laborales, cuando aún el derecho laboral en Colombia contrataba a profesionales y los contratos por honorarios eran la excepción. Recurrir a la aritmética en la vida doméstica para pagar cuentas o saber cuántas cervezas me corresponden entre un grupo de cinco amigas, si la canastilla tiene 30, es una realidad, pero el álgebra parece estar más allá del mundo real.

Muy por el contrario de lo que creemos, el álgebra no está desconectada de la vida cotidiana, aunque las únicas conversaciones que tengamos sobre Baldor en la cotidianidad sea lo que nos hizo sufrir en noveno grado o su parecido con Osama bin Laden. La aritmética reparte, organiza, ordena. El álgebra es para soñar y explorar, no solo es para los matemáticos, es para el arte, la música, la ciencia, la medicina, los deportes y hoy la propongo para soñar y empezar a abonar el camino de la reparación para las víctimas de violencia sexual en Colombia a través de la configuración de un binomio cuadrado.

El binomio es una expresión algebraica formada por la suma o la diferencia de dos términos o monomios. La palabra binomio se crea en el siglo XVI y se forma de dos palabras, una del latín – prefijo “bi”- que significa “dos” y otra procedente del griego – vocablo “nomos”- que significa porción o parte, para llegar a que un binomio es entonces dos partes, que en algebra se suman o se restan.

Hay diferentes tipos de binomio, por ejemplo, el binomio cuadrado: (a + b)² = a²+ 2ab + b². Esto es, el primer término al cuadrado, más el doble producto del primero por el segundo, más el segundo término al cuadrado. En la Corporación Humanas llevamos varios años hablando del binomio justicia y salud para las víctimas de violencia sexual como camino para garantizar su reparación integral. La fórmula algebraica de este binomio sería la siguiente: (derecho a la justicia + derecho a la salud) ² = derecho a la justicia² + 2DerechoALaJusticia X DerechoALaSalud + derecho a la salud².

Representar mujeres que han sido víctimas de violencia sexual en el marco del conflicto armado colombiano ha traído a abogadas, psicólogas, antropólogas y distintas profesionales de la Corporación Humanas, la escucha de la tragedia de mujeres jóvenes y adultas que, además de ser víctimas de violencia sexual por parte de todos los grupos armados que han participado en las hostilidades, han tenido que sufrir la indolencia de un sistema de salud que no responde a sus afectaciones y daños psicológicos, físicos y sexuales. El binomio que se configura es entonces de resta, derecho a la justicia – derecho a la salud, pero además se potencia al cuadro. Vuelve a ganar la violencia.

En algebra un cuadrado es el producto de este número multiplicado por sí mismo así, n²= n x n. Potenciar es entonces hacer mayor, y eso viven las víctimas de violencia sexual en Colombia. Además de las mayores dificultades que viven para acceder a la justicia, el resultado es mayores daños y afectaciones potenciadas que no tienen respuesta institucional. Glándulas mamarias y de tiroides destrozadas, cicatrices en manos, cara y genitales, descenso de plexo rectal, ano y vagina unidas (fístulas), pérdida de control de esfínteres, entre otras muchas afectaciones, hacen parte de la vida y la realidad de las mujeres que duran años sin contar con una respuesta en salud integral.  

Un binomio cuadrado que potencia el derecho a la justicia, que multiplique dos veces los esfuerzos para garantizar el derecho a la salud y a la justicia y que nuevamente potencie la salud de las mujeres, con medidas y presupuestos útiles aritméticamente, sería un camino algebraico sensato y justo para garantizar la reparación a las mujeres.

María fue violada por 30 paramilitares a sus 15 años, producto de esta violación, además de las afectaciones psicosociales, son una glándula tiroidea destrozada y una unión entre ano y vagina. Sus visitas a ginecología, más que una garantía de derechos, han sido una forma de re victimización, pues mientras algunos profesionales no le preguntan nada cuando ven la lesión otros suponen que las mismas son fruto de prácticas sexuales consentidas o partos normales. En estos consultorios, el silencio y la sospecha regresan sobre la víctima. El binomio de resta se reconfigura. Se perpetúa la indolencia y la indiferencia.

Si el álgebra ha servido al arte, la arquitectura y la música, tendrá que servir a la justicia, para configurar un binomio cuadrado que garantice a las múltiples Marías colombianas sus derechos a la justicia y a la salud para que la reparación no termine siendo un concepto más abstracto que el álgebra.