Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Pensiones de congresistas y magistrados ¿Derecho adquirido o abuso de poder?

Esas pensiones no son un derecho adquirido, son un abuso de poder. 

Oskar Nupia
Oskar Nupia
Profesor Asociado, Facultad de Economía, Universidad de los Andes
39 Seguidores0 Siguiendo

0 Debates

2 Columnas

Columna

931

2

27 de Febrero de 2018

Una de las cosas en las que más se han esforzado nuestros honorables congresistas y magistrados a través de la historia reciente es en asegurarse una muy buena pensión para su retiro, con condiciones muchísimo mejores a las del resto de colombianos. En pocas palabras: cotizan mucho menos y ganan mucho más. Unos pocos datos son suficientes para validar esta afirmación. Hoy en día, aproximadamente 3.000 pensionados, de los casi 2 millones de pensionados a cargo del sector público, reciben pensiones excesivamente altas; es decir, pensiones alrededor de 20 millones de pesos mensuales y más. La mayoría de estos 3.000 pensionados obtuvieron estos beneficios por ser  congresistas y altos funcionarios de la rama judicial (y militares, pero esa es otra historia).

¿Cómo llegamos a esto? Historia reciente breve: Con la Ley 4 de 1992 se establecieron “los derechos” salariales y prestaciones de los congresistas y otros funcionarios del sector público. Sin ningún mandato de los ciudadanos al respecto y abusando de un artículo de la Constitución del 91, los congresistas decidieron que iban a tener un sistema de pensiones súper oneroso, muchísimo mejor que el de los demás colombianos, y lo aprobaron. Luego, en 1994, los magistrados se sumaron a la fiesta mediante decretazo (artículo 28 del Decreto 104), con el cual equipararon sus pensiones con las de los congresistas. Así que los magistrados, a quienes correspondía definir la ilegalidad de las pensiones de los congresistas, prefirieron sumarse al festín.

De ahí en adelante ha habido una lucha constante de los tecnócratas, con argumentos fiscales y de justicia social, por igualar las condiciones pensionales de congresistas y magistrados con las de los demás colombianos. Muchas cosas se han logrado, pero aún existen dos problemas. Primero, ante dichos cambios, los congresistas han ideado nuevas formas de seguir aumentando sus pensiones. La última fue bajar del 12% al 4% las contribuciones de todos los pensionados al sistema de salud. Dicha medida hubiera tenido sentido para aquellas pensiones bajas (hasta dos salarios mínimos), pero no para las mega-pensiones de congresistas y magistrados. El segundo problema es que solo las generaciones que empiecen a trabajar hoy como congresistas y magistrados tendrán unas pensiones más parecidas a las de los demás colombianos. Es decir, todos los congresistas y magistrados actuales y del pasado siguen con regímenes onerosos porque, según nuestras instituciones, ellos tienen un “derecho adquirido”. Este argumento es el que ha permitido a congresistas y magistrados volver intocable su pensión.

El primer problema se resolvería si se acoge la tesis de que todos los congresistas deberían ser inhabilitados para votar una ley que toca sus pensiones. El segundo problema se resolvería con un argumento similar y sin leguleyadas: las pensiones de este grupo de pro hombres y mujeres de la patria no son un “derecho adquirido” sino un “abuso de poder” ¿Por qué? Porque han sido los mismos congresistas y magistrados, sin ningún mandato de los colombianos al respecto, y abusando de su posición de poder, los que han creado y votado las leyes que blanquean su captura de rentas del Estado a través de sus pensiones.

Por justicia social y por los problemas fiscales del gobierno (que al final, es un problema económico para todos los ciudadanos), debemos demandar como sociedad dos cosas. Primero, que esas pensiones altas que ya se pagan y se pagarán en el futuro, caigan y se ajusten a las pensiones de los demás colombianos. Segundo, que los congresistas no vuelvan a legislar sobre sus pensiones.

Comentarios (2)

Kastcheo

01 de Marzo

0 Seguidores

Lagrimosamente cierto. Pero no hay mal que dure 100 años ni pueblo que lo res...+ ver más

Lagrimosamente cierto. Pero no hay mal que dure 100 años ni pueblo que lo resista. Y......lo de los militares, es otra historia, porque los pobrecitos no gozan de pensión sino de "asignacioncita de retiro". El abuso de poder o corrupción rampante??? Despierta pueblo inconsciente.

Nreyes

01 de Marzo

0 Seguidores

la rebaja de aportes del 12% al 4% debe ser para pensiones bajas (menos de cu...+ ver más

la rebaja de aportes del 12% al 4% debe ser para pensiones bajas (menos de cuatro millones....) y no para los atracadores que se esconden en cortes camara y senado.