Por Juan Esteban Lewin · 22 de Febrero de 2018

2344

0

Esta semana El Detector, el programa de La Silla Vacía con Red+ en el que todos los jueves revisamos afirmaciones de políticos, le puso la lupa al debate de cuatro cabezas de lista al Senado que organizaron Hora 20, Red+ y La Silla Vacía este martes.

Los candidatos son Iván Márquez, de la Farc; Iván Marulanda, candidato de Sergio Fajardo en la lista verde; Gustavo Bolívar, cabeza de la "Lista de la Decencia" de Gustavo Petro; y Roy Barreras, senador y cabeza de lista de La U.

No encontramos ninguna afirmación chequeable de Marulanda, pues sus respuestas fueron muy generales, de Márquez encontramos una, de Bolívar tres y de Barreras otras tres.

De las siete afirmaciones, tres son verdaderas, dos exageradas y dos falsas.

 

1. Se calcula la evasión de impuestos en unos 300 billones”, Iván Márquez

Falso
 

Explicación:

Aunque es imposible saber el costo real de la evasión, justamente porque es un fenómeno ilegal y oculto, la cifra de 300 billones no aparece en ningún estudio.

Según la Cepal, la evasión del IVA es de alrededor de 20,1 por ciento y la de la renta del 34,4 por ciento.

Para la Dian que lo revisó en el proceso de la reforma tributaria de 2016, la evasión suma 30 billones.

Una décima parte de lo que señala Márquez.

Y, para el Fondo Monetario Internacional, que usa cifras de la Ocde, en 2015 estaba alrededor del 4 por ciento del PIB. Es decir, unos 34 billones de pesos.

 

2. "Somos uno de los países más desiguales de la tierra", Gustavo Bolívar

Verdadero
 

Explicación:

Según los datos recopilados por el Pnud, Colombia es el segundo país de América más desigual. Está detrás de Haití y por encima de Honduras (y de todos los demás).

Esta cifra se saca a través de diferentes métodos. Uno, es comparando los quintiles de los ingresos del 10 por ciento más rico de la población y del 20 por ciento más pobre.

Otro, es por medio de la llamada relación de Palma, por la que se compara el ingreso del 10 por ciento más rico y el del 40 por ciento más pobre.

También, está el famoso índice de Gini.

 

3. "El 85 por ciento de bachilleres está por fuera de la educación superior”, Gustavo Bolívar

Falso
 

Explicación:

Según las cifras oficiales del Ministerio de Educación Nacional, para 2016 la tasa de cobertura de la educación superior fue del 50,5 por ciento. Así que se quedó por fuera un 49,5 por ciento. La cifra está muy lejos del dramático 85 por ciento de Bolívar.

Incluso si solo se toman los estudiantes universitarios (sacando entonces los de educación técnica y tecnológica, y de especializaciones, maestrías y doctorados) la tasa de cobertura es del 34,89 por ciento. Se queda entonces por fuera el 65,11 por ciento, número otra vez, lejos del 85 por ciento.

De hecho, según los indicadores de la Ocde, en 2015 en Colombia se graduaron de educación superior el 21 por ciento de las personas en edad de hacerlo. Entre el 79 por ciento restante están quienes no fueron bachilleres (un 28 por ciento) y los que seguían estudiando o habían desertado. Entonces, esto quiere decir que aproximadamente el 29 por ciento de los bachilleres de 2011 se graduó de la universidad en 2015. Todavía en esa cifra más ácida, el porcentaje es de 71 por ciento y no de 85.

 

4. “En el presupuesto nacional hay 147 billones de gastos de funcionamiento y solo 35 de inversión”, Gustavo Bolívar

Exagerado
 

Explicación:

El presupuesto que aprobó el Congreso para este año incluye, efectivamente, 147 billones de pesos para gastos de funcionamiento. Sin embargo, designa 40 a inversión, en lugar de los 35 de los que habló Bolívar. Es decir, en este año se desitanarán un 12,5 por ciento más a inversión.

Bolívar exageró para mostrar una desproporción que sí existe, pero es menor a la que indica. Traduciéndolo a números, el candidato propone que es 4,2 veces mayor el gasto de funcionamiento que el de inversión y, en realidad, es 3,675 veces.

Ahora, si se refiere a cifras del año pasado, estas tampoco coinciden. El año pasado el gasto en funcionamiento fue de 140 y el de inversión fue de 41 billones.

Además, Bolívar dice que esos 147 billones son para enganchar contratistas y conseguir votos. Y si bien sí hay parte que seguramente se va a eso, también es plata con la que se le paga a los policías, a los maestros o a los jueces, y con la que se costean los servicios públicos de las oficinas del Estado y de lugares como las cárceles. En fin, plata con la que funciona el Estado con sus miles de funcionarios de carrera.

En ese sentido, el candidato también es exagerado.

 

5. “El subsidio más alto que pagamos los colombianos en el sector agrícola es a los biocombustibles. Cerca de 2 billones al año y a la papa o al trigo no alcanzan los 45 mil millones", Roy Barreras

Exagerado
 

Explicación:

No es fácil chequear esta afirmación porque en Colombia, como mostró un estudio de Planeación Nacional de 2015 (que luego retomó en un proyecto de ley presentado al Senado para organizar los subsidios), "hay también vacíos informativos: son pocos los estudios que analizan el estado de los subsidios en Colombia como un todo."

Sin embargo, la cifra de 2 billones de pesos parece muy alta. Un estudio de Planeación Nacional encuentra que para 2014, el año con datos más recientes, hubo en todo el país 1.2 billones de pesos en subsidios a productores o empresas de todos los sectores.

De hecho, todo el sector agro sumó alrededor de medio billón de pesos en total. No es fácil saber cuánta de esa plata se fue en biocombustibles, papa y trigo, pero la diferencia no es de 40 veces más, como lo señala el senador.

Por ejemplo, de los 11 billones de pesos en créditos blandos que hizo Finagro en 2017, casi 1,3 billones fueron a la caña, 830 mil millones a la palma y 138 mil a la papa. Es decir, los primeros tuvieron 15 veces más apoyo. Pero como la caña y la palma tienen otros usos no todo se va a a biocombustibles y la relación es de mucho menos que de 15 a 1. Por lo menos en los subsidios de los créditos.

Ahora, lo que puede hacer más grande la cifra es algo que, en principio, no tiene nada que ver con el agro: la gasolina y otros combustibles. Como es obligatorio que tengan un porcentaje de biocombustibles, parte de la producción de caña y de palma se va a producir bioetanol que se agrega a los combustibles en porcentajes variables (alrededor del 7 por ciento en promedio), y Ecopetrol tiene que comprarlo. El precio de compra está fijado por una fórmula (no depende de la oferta y la demanda) y lo terminamos pagando todos los que compramos gasolina o Acpm.

Se podría decir que por esa vía y por algunos beneficios tributarios, hay ventajas indirectas a las que quizás Barreras se refiere como subsidios. Por ejemplo, los biocombustibles no pagan IVA ni impuesto al consumo en la gasolina, lo que según Upme en 2013 representó más de 400 mil millones de pesos. Sin embargo, no hay un cálculo exacto de este monto.

 

6. “En Colombia hay 10.700 niños abusados al año”, Roy Barreras

Verdadero
 

Explicación:

Hace un mes el Instituto de Bienestar Familiar, Icbf, reportó 11.290 casos en 2017.

Por su parte, a fines del año pasado el director del Instituto de Medicina Legal, que suma cifras no de denuncias sino de dictámenes periciales que hace en diferentes procesos, dio una cifra todavía mayor: 19.592 casos de violencia sexual a menores.

 

7. “Hay 35 mil colombianos no condenados en las cárceles", Roy Barreras

Verdadero
 

Explicación:

Según las estadísticas oficiales del Inpec, a 31 de enero de este año había 39.938 personas no condenadas en las cárceles colombianas.

Esa crifra está por encima de 35 mil desde enero de 2013.

Contexto